EL USO DE LA MEMORIA HISTÓRICA CONTRA LA LIBERTAD


EL USO DE LA MEMORIA HISTÓRICA CONTRA LA LIBERTAD

La propuesta del PSOE para habilitar por ley el derecho del poder político de imponer desde instancias gubernamentales una concreta interpretación de la historia cercenando la libertad de opinión y la libertad de investigación histórica es de tal gravedad democrática que resulta difícil de entender que se plantee en la Europa del siglo XXI sin general escándalo.

Creíamos que la distopía de Orwel en su novela “1984” era un aviso literario de lo que nunca debería ocurrir. Pero nos encontramos con que el PSOE se apunta a la ya larga tradición de quienes desde el poder quieren reescribir la historia al servicio de su interpretación del presente prohibiendo y sancionando al que opina de forma distinta. El PSOE emula con su propuesta de reforma de la ley de memoria histórica a quienes en Turquía sancionan a quienes hablen del genocidio kurdo.

Sorprende que quienes critican lo que ocurre en Turquía respecto al genocidio kurdo o la reciente legislación polaca sobre los campos de exterminio, aplaudan la propuesta del PSOE que es sustancialmente idéntica en sus principios libertifóbicos.

AVANZA defiende la libertad de pensamiento y, por tanto, la libertad de investigación histórica sobre nuestro pasado, también sobre el más reciente.

AVANZA rechaza todo intento de usar el poder legislativo para restringir o condicionar las libertades de pensamiento, de educación, ideológica o de cátedra.

AVANZA manifiesta su extrema preocupación por las manifestaciones crecientes en nuestro país de intentos de usar el poder político para imponer ex lege y con el apoyo del poder lecturas de la historia,  concepciones antropológicas y hasta censuras de autores y opiniones en el sistema educativo. Y esta preocupación se extiende por igual a aquellas propuestas que se fundan en ideologías nacionalistas como a aquellas que se sustentan en concepciones antropológicas particulares o en visiones de la historia  de parte.  En una sociedad democrática que aprecie el pluralismo y los derechos humanos como la que AVANZA defiende no cabe este uso del poder al servicio de la restricción de las libertades.

La democracia exige aprecio inderogable a la libertad. Quienes traicionan  este principio por entender que circunstancialmente pueden aprovecharse de mayorías coyunturales o estados de opinión puntuales para imponer sus criterios a todos por ley y bajo amenaza de sanción, no trabajan por la libertad de todos.

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 642 278

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.