La sociedad española tiene sin lugar a dudas, tres graves problemas que deberá abordar de manera inmediata: el des..." />

ALGO MÁS QUE UNA REFORMA TERRITORIAL


ALGO MÁS QUE UNA REFORMA TERRITORIAL

La sociedad española tiene sin lugar a dudas, tres graves problemas que deberá abordar de manera inmediata: el desierto demográfico, el paro -en especial la alta tasa de desempleo juvenil- y las pensiones. Tres cuestiones claramente interrelacionadas y que no admiten demora en la búsqueda de soluciones. 

El nivel de reemplazo generacional estimado en 2,1 hijos no se logra desde principios de los años 80, y en algunas regiones como Asturias con un índice del 0,99 o Galicia con 1,07, van camino, sino lo son ya, de convertirse en verdaderos desiertos demográficos. Si el número óptimo de cotizantes por jubilado se sitúa en 3, en la actualidad en España no llegamos a 2,11 y las perspectivas no son nada halagüeñas.

La tasa de desempleo en agosto de 2017 se situaba en el 17,1%, y el de menores de 25 años en el 38,7%.  A estos niveles de paro hay que sumar la precarización salarial que sufren aquellos jóvenes que después de mucho esfuerzo logran un empleo. 

El último de los problemas, pero no por ello el menos importante, es el de las pensiones. La Seguridad Social pagó el pasado mes de agosto 9.523.495 pensiones contributivas con un gasto de 8.790,6 millones de euros y una pensión media de 922,17 euros. 

Si además añadimos que España es el cuarto país del mundo con una mejor esperanza media de vida situada en 83,38 años, podemos concluir a la vista de lo expuesto que España tiene un serio problema con el futuro social y económico de sus mayores.

A este panorama se suma la advertencia del Fondo Monetario Internacional que estima una pérdida del 30% del poder adquisitivo a quienes se jubilen el presente año 2017, dando por hecho que hasta el 2050 las pensiones sólo se podrán revalorizar el mínimo establecido por ley de 0,25% con una inflación media del 2%.

Como vemos la recuperación económica es demasiado lenta. Sólo en la Comunidad de Madrid 300.000 personas necesitan de ayuda para poder hacer una comida al día; los jóvenes siguen con la incertidumbre de encontrar un empleo que les permita tener un proyecto de futuro y formar una familia; y nuestros mayores, viven con inquietud sus últimos años de vida preocupados por sus pensiones.

La reforma que necesita España, como vemos, no es sólo la reforma territorial. Necesitamos un sistema de pensiones justo con los pensionistas y previsibles para todos. Para lograrlo, hace falta valentía para reconocer la realidad y abordar el problema con coraje, honestidad y ambición.

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 642 278

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.