EDITORIAL SOBRE LA MANIFESTACIÓN DE BARCELONA


EDITORIAL SOBRE LA MANIFESTACIÓN DE BARCELONA

Un millón de personas según los organizadores, trescientas cincuenta mil según la Guardia Urbana, nos hemos manifestado por las calles de la Ciudad Condal. En un ambiente festivo y emocional esta masa humana hastiada y cansada de buscar en vano un líder en quien confiar, ha dado rienda suelta a la necesidad de reivindicar su identidad con el anuncio de la DUI como detonante que ha puesto en marcha este sentimiento.

No se trataba de la añoranza de tiempos pretéritos, ni en sus rostros había desilusión o desesperanza. Al contrario. La inmensa mayoría era gente muy joven, hombres y mujeres dispuestos a no dejarse arrebatar su futuro, decididos a pesar de no tener quién les lidere, a gritar alto y fuerte que no están dispuestos a que nada ni nadie les despoje de la unidad de España.

Una España donde los derechos y libertades son respetados, donde los españoles de dentro y de fuera disfrutan de los mismos derechos, con un estado del bienestar propio de los países desarrollados, donde la sanidad se ha convertido en un referente a nivel mundial liderando el número de trasplantes, donde la esperanza de vida es de las más altas del mundo, donde las diferencias personales y territoriales conviven con naturalidad contribuyendo a enriquecer la sociedad… Una España solidaria y orgullosa de su modo de vivir, que sueña con salir al mundo a labrarse un futuro, pero siempre con el rabillo del ojo pensando en regresar. Porque, ¡qué diablos! ¡Como en España no se vive en ningún lado!

Pero toda esa gente no tiene quién las lidere. Miles de personas que fieles a sus principios y valores buscan recuperar su futuro. Padres que a pesar de que no se sienten cómodos con el papel que han tenido que representar, han despertado y se han concienciado de su responsabilidad de dejar un país mejor a sus hijos. Jóvenes cansados de discursos vacuos que sólo buscan inflar su vanidad para conseguir su voto a cambio de promesas vanas.

Si sólo una idea, la idea de reivindicar la España que quieren, les ha movido a viajar miles de kilómetros para sentir que son muchos y que no están solos, qué no harían si tuvieran un partido que recogiera todas estas ideas, un líder a quién seguir.

Aquí está nuestra gente. Todas estas personas son AVANZA.

 El Rey ha estado a la altura de las circunstancias anteayer; ayer lo ha estado el pueblo español en las calles. ¿Lo estará el Gobierno de España?

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 71 92 23

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.