EL RETO DE TRABAJAR Y TENER HIJOS EN ESPAÑA


EL RETO DE TRABAJAR Y TENER HIJOS EN ESPAÑA

 

 

A diferencia de otros países europeos, España no tiene una política familiar que contribuya a crear unas condiciones necesarias para que los padres y las madres puedan constituir el modelo de hogar que deseen. No parece que estos puedan sentirse amparados por el Estado a la hora de criar y educar a sus hijos; para conciliar de manera razonable su vida laboral y familiar o para elegir el centros escolar más acorde con sus prioridades educativas, etc..

Pretender que, con la situación actual, ambos padres puedan estar con sus hijos para ayudar en su educación, involucrarse en su vida y al mismo tiempo se cumplan los horarios de trabajo, es difícilmente viable.

Un ejemplo cercano es la incompatibilidad de horarios laborales y vacaciones escolares cuando ambos padres trabajan fuera del hogar. ¿Qué hacer con los hijos cuando el colegio les da vacaciones a mediados del mes de febrero y sus padres tienen que acudir al trabajo como todos los días?

Es difícil comprender por qué en España no se adoptan los horarios laborales europeos, de manera que se pueda llegar a casa a una hora razonable, próxima a la salida de los colegios para poder estar ambos padres con sus hijos.

Es sabido que las mujeres sufren un problema práctico en su faceta profesional, que se añade a lo anterior ya que, cuando se convierten en madres, se da por hecho que hay una cierta incompatibilidad con una carrera profesional ascendente y es frecuente que pierdan el estatus laboral adquirido con un esfuerzo de años y que en la práctica se cuenta menos con ellas a la hora de las promociones o ascensos. Y no son pocas las empresas que entienden la maternidad como algo negativo e incompatible con sus obligaciones laborales.

Esta realidad que relatan muchas trabajadoras, es sorprendente teniendo en cuenta que la tasa actual de fecundidad en España es de 1,33 hijos y el progresivo envejecimiento de la población. Es decir, existe un verdadero problema demográfico que, entre otras medidas, debería ser razón suficiente para proteger la maternidad y valorarla tanto en la empresa como por la sociedad y el Estado. 

España es el cuarto país que menos ayudas directas dedica a las familias, sólo por delante de Polonia, Bulgaria y Lituania. Las prestaciones por hijos a cargo se sitúan en 24,25 euros al mes por cada menor, cuando la media de la UE es superior a 100 euros, ayuda que lleva congelada desde el año 2000 y no es de carácter universal como ocurre en la mayoría de los países europeos; a ella sólo pueden acceder familias con ingresos inferiores a 11.577 euros anuales, lo que en la práctica se resume a que nueve de cada diez familias no pueden recibir esta ayuda. España tiene las menores ayudas directas por hijo de la UE.

Si las familias no reciben apoyo económico del Estado, tampoco la sociedad parece sensibilizada hacia esta importantísima cuestión. Como por ejemplo los horarios y vacaciones de los hijos que  hacen realmente muy complicado poder atenderlos cuando tienen dos meses y medio de vacaciones en verano, cinco días no lectivos a lo largo del curso, más las vacaciones de Navidad y las de Semana Santa; mientras que sus padres sólo cuentan con 21 días laborables de vacaciones al año. Por eso, sus padres suplen con campamentos, cursos, cuidadores, etc, que suponen importantes sumas de dinero que salen exclusivamente de la caja de la familia. En otros casos, las  familias no pueden disfrutar juntos ningún día de vacaciones en verano con ambos progenitores juntos.

En AVANZA creemos que no se puede seguir poniendo trabas a las familias. Es necesario desarrollar una política familiar que permita conciliar vida profesional y familiar, y el pleno desarrollo profesional de la mujer sin tener que renunciar a ser madre. En definitiva, una política que facilite la libre decisión de formar la familia que las personas quieran, con la confianza de que nadie les amenazará con un despido o con una quita económica por tomar esa decisión.

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 642 278

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.