LEGISLAR SOBRE LGTBI TAMBIÉN ROBA LA LIBERTAD A LOS LGTBI


 

AVANZA apuesta por la lucha contra la discriminación de todos los colectivos históricamente discriminados, como las personas LGTBI, pero no consideramos legítimo que al amparo de tan loable objetivo algunos grupos impongan su ideología y visión de la persona y la sexualidad a toda la sociedad, olvidando que en materia de sexualidad se puede opinar en libertad en una sociedad democrática. La propuesta de ley de Podemos-IU tiene claras connotaciones inconstitucionales por violar derechos constitucionales básicos, al primar la imposición de una ideología como si fuese instrumento imprescindible para defender los derechos de un colectivo de personas.

El Congreso de los Diputados ha admitido a trámite la Proposición de Ley presentada por Podemos-IU en materia LGTBI.

PROYECTO AVANZA expresa su preocupación por esta iniciativa en su redacción actual porque -bajo la apariencia de luchar contra la discriminación de las personas LGTBI- introduce de hecho serias restricciones a libertades básicas garantizadas por la Constitución como las libertades de pensamiento, de religión o de educación. Además, ese proyecto otorga a las organizaciones LGTBI unas potestades públicas y un derecho de intromisión en la actividad de las Administraciones Públicas y en la legítima actividad privada de las familias y las entidades empresariales absolutamente desproporcionadas y sin precedente.

La proposición de ley de referencia adolece de un vicio inicial: es la propuesta de un sector particular de la sociedad española, las organizaciones LGTBI, que no ha sido chequeada ni consensuada -ni siquiera consultada- con el resto de organizaciones representativas de legítimos intereses afectados por la norma. Esta no es la forma de proceder en democracia. Por ejemplo: mientras se estudia y negocia en el propio Parlamento la reforma educativa, esta propuesta de ley introduce normas sobre educación que generan gran preocupación a una parte relevante de la comunidad educativa y desconocen totalmente los derechos en la materia garantizados en la Constitución, y las ideas y pretensiones de los agentes de la educación ajenos a la comunidad LGTBI. Así no se legisla en las democracias avanzadas.

Sin analizar exhaustivamente la propuesta de ley, AVANZA considera especialmente rechazables las previsiones de la propuesta de ley en las siguientes materias:

  • La previsión de crear un organismo a modo de comisario político para imponer las políticas LGTBI a toda la sociedad.
  • La imposición legal de una solución sin soporte científico y contrario a los derechos de la patria potestad en relación a los llamados “menores trans”.
  • Las limitaciones a la libertad de educación en materia de antropología y sexualidad que se derivarían de la ley.
  • Los ataques a la libertad de información de los medios de comunicación social que ampara la propuesta de ley.
  • El otorgamiento ex lege de privilegios y potestades a las organizaciones LGTBI, de las que carecen el resto de las ONGs existentes.
  • El régimen sancionador previsto en la propuesta de ley, que es una auténtica amenaza para la libertad de pensamiento y educación.
  • La prohibición de la libertad de las personas LGTBI para decidir qué quieren hacer con su vida y de recabar los apoyos que juzguen pertinentes para ello.
  • La obligatoria asunción por el Estado de una ideología o antropología sobre la persona y la sexualidad con potestad para imponerla a todos aunque sea al precio de acabar con las libertades públicas básicas que configuran nuestra democracia.
  • El desconocimiento total de los derechos de la familia y los padres respecto a los hijos menores de edad.

AVANZA propone que la lucha contra la discriminación de las personas LGTBI se haga sobre la base de un amplio consenso social, escuchando a todo el mundo, sin restringir las libertades constitucionales de todos y huyendo de imposiciones ideológicas particulares; pues así es como hemos avanzado en la lucha contra todo tipo de discriminación.

AVANZA propone a los partidos políticos que promueven esta ley y a las asociaciones que la inspiran que se abran al resto de la sociedad, que escuchen a todos y que busquen un consenso equilibrado, pues eso es lo que garantiza políticas eficaces a largo plazo.

AVANZA pide a todas las fuerzas políticas que no legislen frívolamente para quedar bien con un lobby particular, sino que primen el interés general y busquen la forma de promover la no discriminación de algunos sin detrimento de los derechos de todos.

Para AVANZA lo primero son las personas, todas la personas; y por eso todo grupo discriminado nos tendrá a su lado para buscar soluciones justas sin atentar contra los derechos y libertades de los demás.

 

C/Ferraz 35, 1º dcha. - 28008 MADRID

+34 910 71 92 23

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.